MARKEN Y VOLENDAM

MEDIO DIA

Durante esta visita de medio día, acompañados de nuestro guía local podremos contemplar molinos de viento, casas típicas del siglo XV, fábricas tradicionales de quesos y manufacturas de zuecos… Recorreremos la Holanda más rural y visitaremos Zaanse Schans, Volendam y Marken.

Tras el encuentro con nuestro guía local después del desayuno, pondremos rumbo al norte de Holanda, donde están los pueblos y paisajes más representativos. 

La primera parada será Zaanse Schans, un poblado ubicado en la rivera del río Zaan. Este lugar recrea las casas tradicionales del siglo XV y cuenta con varios molinos de viento que aún se conservan y es posible visitar. Esta zona fue la que convirtió a Holanda en una potencia mundial.

En Zaanse Schans también veremos una fábrica de zuecos y otra de quesos, donde podréis ver exhibiciones de la fabricación tradicional de ambos productos.

Dejando atrás esta zona pondremos rumbo a Volendam. Por el camino atravesaremos los pólders, nombre que tienen las tierras que han sido ganadas al mar, y por las cuales el nombre oficial del país es “Países Bajos”.

Volendam es uno de los pueblos pesqueros más sorprendentes de la zona. Sus coloridas casas, sus estrechas calles y su precioso puerto, hacen del lugar uno de los más mágicos del país. 

A continuación embarcaremos en un Ferry que nos llevará al pequeño pueblo de Marken. 

El pueblo de Marken quedó separado del continente tras una oleada de tormentas que se produjo en el siglo XIII. Después de eso, la comunidad vivió un periodo de aislamiento que duró siglos y se dedicó a la pesca para ganarse la vida. En la actualidad, su principal fuente de ingresos es el turismo. Las casas típicas y los trajes tradicionales nos traen memorias del pasado. Antaño, la isla sufría inundaciones con bastante frecuencia. Por ese motivo las casas se construían sobre pilastras y montículos. El dique que se construyó en 1957 volvió a unir la isla con el continente.

Finalizada la visita regresaremos en autobús a Amsterdam.